Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

¿Cómo tratar un esguince? Fisio y remedio casero

En las últimas semanas he atendido varios esguinces de tobillo de diferentes grados de lesión, evolución, origen… Por eso creo que es el momento de escribir este post, no para hablaros de lo que es un esguince de tobillo, sino para contaros la recomendación que yo hago a mis pacientes tras una lesión de este tipo. ¿Listos?

Baños de agua caliente, sal y vinagre

Exacto, lo habéis leído bien. Pero, ¿por qué vinagre? Pues bien, el vinagre tiene propiedades naturales para disminuir la inflamación e hinchazón comunes en estas lesiones; se dice incluso que es tres veces más rápido que el hielo.

Desde mi punto de vista, estos baños de agua caliente con sal y vinagre son un estupendo remedio para aplicar a partir del 3 o 4 día de la lesión. Las primeras 48h del incidente siempre aplico hielo con la finalidad de que haya una “inflamación controlada” ya que a corto plazo, el agua caliente incrementa el flujo de sangre y podría generar mayor inflamación, poniendo más presión a los nervios y provocando más dolor.  Hemos de tener en cuenta que siempre en toda lesión aguda los tejidos pasan por tres fases fisiológicas: inflamación, regeneración y reparación. Con los baños de agua caliente, sal y vinagre - a los que les añadiríamos la fisioterapia y el ejercicio terapéutico-, no pretendemos que desaparezcan: lo que buscamos es acelerar el proceso de recuperación de cada una de las fases.

Las propiedades medicinales del vinagre ya fueron descubiertas hace miles de años. Sin embargo, muchas veces no se nos explica qué es lo que pasa realmente. Cuando hacemos estos baños sumergiendo el tobillo en un barreño con dicha mezcla, se realiza una especie de electroterapia casera con efectos antiinflamatorios. Al unir estos elementos se genera una especie de electrolito primario por una reacción del mineral (la sal) con el ácido (del vinagre), consiguiendo ese fin  antiinflamatorio.

Bueno, recuerda esto es un “fisioconsejo” para complementar al tratamiento físico de estas dolencias. Siempre, ante cualquier duda, consulta con el profesional de la salud de tu confianza.

Vanesa Llorente

COL CL42-2163

Fisioterapeuta. Master en OMT.  

Instructora de Pilates y Redcord Neurac en Numantium estudio

9 de julio de 2018
Compartir en