Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

PILATES&EMBARAZO

Una de las poblaciones con las que más trabajamos en Numantium son las embarazadas. Podemos decir que la gestación puede ser de los momentos más bonitos de nuestra vida, o de los más sufridos. Nosotros ponemos nuestro granito de arena para que esta etapa sea de disfrute y convivamos de la mejor forma con los cambios fisiológicos que vive nuestro cuerpo.


Por ello hemos decidido escribir este post explicativo tratando las dudas más frecuentes sobre la actividad física y la futura maternidad.


¿Cuándo empezar hacer Pilates?


Es necesario entender que el embarazo no es una enfermedad, el cuerpo vive cambios para los que está diseñado por naturaleza. No obstante recomendamos que el primer trimestre sea un periodo de descanso con actividad más liviana debido a que el embrión se está implantando. En esta fase algunas embarazadas pueden encontrarse con náuseas, sensaciones de mareo y malestar (sobre todo por las mañanas). Es importante que la gestante descanse entre horas, ya que es posible que durante estas 12 semanas se encuentre con mayor fatiga y ganas de dormir. Así que escuchad las demandas de vuestro cuerpo.


Una vez pasado este periodo ya estamos listos para volver a la carga. Desde Numantium recomendamos empezar con unas clases privadas para que la alumna sea consciente de los cambios anatómicos y fisiológicos que vivirá durante la gestación, y de esta forma aprender ejercicios, posiciones y movilizaciones que alivien las molestias que  puedan ir surgiendo. Durante estas clases pueden asistir con la pareja para que sea también parte del proceso.


 


¿En qué casos no podemos realizar actividad física?


Si nuestro médico nos diagnostica una de las siguientes afecciones, no podríamos realizar actividad física hasta después de dar a luz:


Tromboflebitis; embolismo pulmonar reciente; riesgo de parto prematuro; ruptura de la membrana; retardo de crecimiento intrauterino; hipertensión severa; tres o más abortos espontáneos; útero sangrante; ruptura de tejidos.


¿Qué Pilates hacer?


Podemos entrenar tanto en máquinas (Reformer y Cadillac) como en Pilates suelo (matwork), pero siempre con ejercicios que no sean hiperpresivos para la faja abdominal. Insistiendo mucho en el trabajo del suelo pélvico, la elastificación del periné, y movilizaciones dirigidas especialmente a la zona lumbosacra.


Además recomendamos el trabajo en grupo con más embarazadas para incluir el concepto de "manada", aprender unas de las otras y no sentirnos solas en este periodo. Actualmente tenemos un grupo los JUEVES 19:00H , vamos trabajando ejercicios específicos según la necesidad del trimestre en el que nos encontremos, llegando en la última fase a la preparación al parto.


¿Cuándo detener el ejercicio?


Si aparecen algunos de los siguientes síntomas: dolor, contracciones en el útero sin estar en la última fase, mareos, palpitaciones o taquicardias, náuseas o vómitos, problemas visuales o sensaciones de desorientación, cambios bruscos de temperatura corporal.


En cualquiera de estos casos, detendremos la actividad física para realizar reposo hasta un nuevo diagnostico por parte de nuestro ginecólogo. Cuando alguna de estas causas nos obliga a frenar es importante mantener la calma, pararnos a analizar la situación y coger aire profundo. Seguro que pronto podremos retomar nuestra rutina y entrenamientos.


¿Hasta cuándo podemos realizar actividad física?


¡Hasta el día del parto! el ejercicio físico nos va ayudar a mejorar nuestra condición física, de esta forma nuestro cuerpo resistirá mejor la fatiga que supone un parto prolongado. La Universidad Politécnica de Madrid ha demostrado que las mujeres mejor preparadas fisicamente tienen menos posibilidades de terminar un parto prolongado vaginal en cesárea o en un parto con instrumental.


Otra de las razones por las que podemos realizar ejercicio físico en nuestra recta final, es la movilidad que se produce en la zona pélvica y el trabajo en la región lumbosacra. Con el Pilates realizaremos ejercicios específicos para ayudar a la colocación del feto, y enseñamos a nuestras alumnas la posición correcta para facilitar el pinchazo de la epidural.


Durante la fase de pre parto el fitball nos ayuda en la dilatación provocando un movimiento multidireccional como el que tiene la articulación de la cadera.


¿Qué beneficios encontramos con el Pilates&Embarazo ?


•   Ganancia de peso más controlada.


•   Prevención de la diabetes gestacional.


•   Mejora el estado psicológico de la gestante.


•   Mejora física que influye directamente en el trabajo de parto.


•   Recuperación más rápida del postparto y loquios.


•   Fortalece la pared abdominal tanto para la sujeción del bebé como para el trabajo de expulsivo.


•   Previene la separación de los músculos del recto abdominal evitando la diástasis abdominal.


•   Mejora el sueño y la concentración.


•   Mejora la oxigenación de los tejidos y del bebé.


•   Corrección de la postura corporal y adaptación a los cambios que va sufriendo el cuerpo de la madre.


•   Reduce la fatiga, el malestar y la sensación de dolor.


•   Evita problemas de lumbalgias y ataques del nervio ciático. 


•   Preparación del suelo pélvico para mantener la carga del feto y elongación de la musculatura perineal en la última fase del embarazo.


 


Por último insistiros en que las mujeres estamos diseñadas para vivir esta etapa de una forma sana, nuestro cuerpo es la máquina más perfecta que existe y da muestra de ello durante las 40 semanas de gestación en el útero. No obstante, en Numantium nos gustaría ayudaros a hacer que esta etapa sea más sencilla, la adaptación más fácil y de esta forma logremos conseguir un embarazo feliz.


Para ampliar información podéis visitar la entrada de este mismo blog: "Lecturas recomendadas" donde podréis encontrar distinta bibliografía con interés en el tema del embarazo y postparto.


Un saludo pilater@s


Elvira Ruiz


Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Instructora de Pilates especialista en embarazo y postparto, y madre.


 


Bibliografía


Parir en movimiento (2007) Blandine Calais-Germain y Nuria Vives. Ed La liebre de marzo.


Pág web: http://www.guiainfantil.com/blog/parto/cesarea/el-ejercicio-fisico-puede-reducir-las-cesareas/

13 de enero de 2016