Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

PREPARATE PARA EL VERANO

Parece que ya no queda nada, casi podemos acariciar el verano con la punta de los dedos, así que desde Numantium Estudio Pilates te queremos hacer más fácil la transición de la ropa de abrigo al traje de baño. Desde nuestra experiencia profesional y como equipo de trabajo, nos gustaría ofreceros una pautas generales de actuación para haceros más fácil “El plan del Verano”


 


Cuando nos creamos una planificación de preparación para el verano, podemos actuar desde distintos focos:


  


1.- ALIMENTACIÓN: en primer lugar, debemos tener en cuenta que los horarios, la temperatura y la actividad diaria cambia durante la época estival, especialmente si estamos de vacaciones.  Cuidar la alimentación nos influye a nivel físico y emocional.


Debido al incremento de la temperatura, el cuerpo necesita menos alimentos calóricos , y de esta forma, las sistemas de cocinado también van a influir en nuestra dieta.


Otro dato importante es consumir alimentos que contengan mucho agua, para     poder mantener una correcta hidratación, frutas como la sandía, piña o el melón son idóneos para los días calurosos.  Además de la ingesta de alimentos ricos en agua,  debemos consumir muchos líquidos, tenemos  millones de combinaciones como las infusiones, zumos, gazpachos, smoothies, leche, etc…


Los platos compuestos principalmente de verduras y frutas son una fuente de energía y además tienen un aporte calórico muy bajo.


 


¿Y qué hacer en la hora del vermouth?  Escoger bebidas que sean  refrescantes pero evitar los refrescos con burbujas.  Si nos apetece una caña, recordad que la cerveza normal tiene el doble de calorías que la 0,0.  Una de las bebidas perfectas para un vermouth torero sería el tinto de verano, ya que la gaseosa disminuye las calorías del vino. Podemos acompañarlo de tentempiés saludables como las banderillas, el salpicón de marisco, sepia a la plancha o unos mejillones a la vinagreta.


 


2.- ACTIVIDAD FÍSICA:  después de mantener nuestro cuerpo tonificado durante todo el año con las clases de Pilates, llega el momento de incluir el trabajo aeróbico en nuestra rutina semanal.


Las máquinas elípticas permiten un entrenamiento sencillo y accesible para todos los usuarios, además proporcionan un ejercicio de bajo impacto para las articulaciones, de modo que es el entrenamiento más adecuado para recuperarte de una lesión o simplemente de engancharte al trabajo de cardio. Con la bici elíptica entrenas tu tren inferior y superior, a diferencia de otro tipo de máquinas de trabajo aeróbico, de este modo estamos hablando de un entrenamiento más eficaz y completo.


El entrenamiento aeróbico logra quemar grasas, y es el complemento perfecto para tu rutina de Pilates, ya que consigues trabajar el binomio Aeróbico- Anaeróbico. Además podemos crear una rutina de trabajo alternando la intensidad del entrenamiento, la duración e incluso crear un programa de intervalos, lo que se traduce en una quema de mayor número de calorías totales.


 


Las bicicletas elípticas tunturi Pure Cross, nos permiten diseñar un entrenamiento desde el nivel beginner hasta advanced, variando parámetros como las pulsaciones, el tiempo, las calorías, los kms… incluso puedes optar por más programas de entrenamiento mediante la aplicación para iOSy Android , +iConsole y compartir tus progresos mediante las redes sociales.


Nuestro equipo de profesionales licenciados en CC de la Actividad Física y el Deporte  te asesorarán en cuál es el patrón correcto de movimiento y cuál es la progresión a seguir en el entrenamiento aeróbico. Siempre que comiences una rutina de entrenamiento pide información a instructores titulados por el bien de tú salud y seguridad.


 


3.- CUIDADOS CORPORALES:  siempre que hablamos del verano es inevitable que nuestra cabeza establezca una relación con el sol. En este post no os vamos hablar de los efectos nocivos de los rayos solares, ni del uso de gorras y sombreros durante las horas centrales del día. Sino en cómo preparar nuestra piel para el bronceado y cómo con los tratamientos adecuados podemos reducir esos centímetros que nos están torturando o eliminar la celulitis de las zonas conflictivas.


En primer lugar la preparación para el bronceado comienza antes de la exposición al sol.


Para conseguir un bonito bronceado la clave está en la hidratación de cuerpo y rostro. Puedes utilizar serum antioxidantes antes de la crema hidratante de cara para lograr un mayor efecto de hidratación.


 


Es recomendable el uso de prebronceadores que estimulan la producción de melanina, aunque también la podemos encontrar en  productos naturales con vitamina D como la zanahoria.  Otra opción es consumir alimentos ricos en carotenos, ya que protegen de los radicales libres como las espinacas y la papaya.


Cuando nuestra piel ya está preparada e hidratada, es el momento de empezar con exposiciones cortas utilizando un factor solar alto.


Después de las exposiciones al sol, es conveniente limpiar la piel, utilizar un serum de vitaminas y dar una correcta hidratación.  Para la piel será un buen premio después de una jornada de playa o piscina.


En segundo lugar nos gustaría hablaros sobre los tratamientos más adecuados durante la “operación bikini”:


-       Masaje Reductor con Alqvima: está siendo el más exitoso de los tratamientos entre nuestros clientes esta primavera, y todo gracias a los increíbles resultados que produce. La sesión consiste en un masaje manual de 40 minutos con aceite Body Scultor de Alqvimia en abdominal, glúteos y piernas. A continuación se utilizan unas botas de Presoterapia durante 20 minutos para activar el riego sanguíneo y conseguir más efectividad en el tratamiento. Recomendamos realizar 5 sesiones,


 ¡aunque notarás el cambio desde la primera sesión!


-       Detox: se realiza un drenaje más un masaje neurosedante de 60 minutos de duración.


-       Drenaje linfático: consigue la activación del sistema linfático superficial para mejorar la eliminación de líquido intersticial y de las moléculas de gran tamaño, de esta forma favorecemos la evacuación de los líquidos. Después del masaje manual el tratamiento se completa con Presoterapia.


-       Masaje circulatorio: el exceso de calor provoca mayor retención de líquidos, y con ello el hinchazón de piernas y pies. Con tan sólo 30 minutos de este masaje notarás una descarga inmediata.


 


 


Esperamos que esta información os haya servido de ayuda.


Gracias por leernos


 


 


 


 

21 de mayo de 2014