Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

¿Qué es el diafragma? Por fin lo vas a entender

En casi todas mis clases me oís hablar del diafragma, un músculo al que apenas se le suele prestar atención pero que su correcto funcionamiento es de vital importancia, tanto en el ámbito de la salud como en el del rendimiento deportivo.

¿Qué es el diafragma?

El diafragma es un músculo circular abovedado en forma de paracaídas que divide la cavidad torácica de la abdominal. Es el músculo respiratorio por excelencia, se contrae en la inspiración expandiendo la cavidad torácica facilitando así la entrada de aire en los pulmones a través de la tráquea. Cuando el diafragma se relaja da lugar a la exhalación llenando el vacío resultante , ya que este adopta su posición de reposo dando lugar a la contracción de los pulmones y a la salida del aire.

¿Qué funciones tiene?

Además de su principal función respiratoria debido a su movimiento a un ritmo constante, ejerce una suave presión sobre las vísceras que favorecen los movimientos peristálticos y así el buen funcionamiento del sistema digestivo en general. Algo similar ocurre en cuanto al aparato circulatorio, este movimiento diafragmático favorece la circulación ya que la arteria aorta y la vena cava lo atraviesan al igual que los nervios simpáticos, el sistema linfático y el nervio vago. No debemos olvidarnos de su función postural ya que por su posición e inserciones tiene gran influencia en la posición de las vértebras y la posición más o menos erecta del tronco. Lo mismo ocurre en su función dinámica ya que se encuentra en el centro del cuerpo, cerrando por la parte superior la cavidad abdominal ayudando a generar una correcta presión para que la ejecución de movimientos se haga de una forma segura y controlada trabajando en consonancia con la musculatura estabilizadora profunda del tronco (transverso del abdomen, suelo pélvico y multífidos).

El diafragma y las emociones.

El diafragma es un músculo sensible a los efectos de las emociones, angustias o preocupaciones excesivas. Es común que ante una situación difícil sintamos que “se nos cierra el estómago” y si prestamos atención comprobaremos que también se nos corta la respiración a la altura del esternón y el aire no llega a la parte baja de los pulmones. Esto es debido a una contracción desmedida del diafragma. En estos casos debemos tomarnos unos instantes para intentar relajar la musculatura y profundizar la respiración. Cuando se producen bloqueos diafragmáticos más fuertes, la osteopatía es una buena herramienta para subsanarlo.

Como reflexión final, es muy positivo tener un diafragma con un tono adecuado ya que es el mayor multifunción del cuerpo que hace que todo funcione correctamente, tanto a nivel emocional, visceral y anatómico.

Beatriz Escamilla

Lcd CAFD col 60.499

Instructora de Pilates y de Abdominales Hipopresivos en Numantium estudio

9 de octubre de 2018
Compartir en