FASCIAL TRAINING ¿practicamos?

Nuestros clientes y alumnos saben que nos encanta renovarnos, innovar y crear cosas nuevas, hacer de cada clase un momento creativo para instructor y alumno.

Esta primavera decidí formarme en la técnica Fascial Fitness en Madrid, y allí pude comprobar que el entrenamiento fascial tiene múltiples beneficios para el entrenamiento y la rehabilitación. Es por eso que me gustaría compartir con todos vosotros el día 15 de Noviembre un taller dónde poder vivenciarlo.

Aprenderemos que la fascia (latín conexión) es una capa de tejido conectivo, que se forma debajo de la piel que une, envuelve y separa a los músculos y otros órganos internos.

La fascia incluye todo tejido de colágeno fibroso que tiene una morfología determinada, la cual puede variar según nuestro estilo de vida sedentario o activo, edad, genética etc.[1][2][3] Incluye tendones, ligamentos, cápsulas articulares, cápsulas de órganos, tejidos musculares.

Tratamos de  potenciar el trabajo de la fascia, optimizando el movimiento y teniendo menor fatiga muscular ya que no todo el músculo termina en tendón sino que se dispersa en capas fasciales, por lo que influencia en: [4]

-Fuerza .

-Movimientos.

-Dolor .

-Propiocepción.

La fascia presenta una estructura en forma de ondas engranadas pero por diversas causas como la inmovilidad pierde estas propiedades y envejece por falta de uso.[1]2]  Al ser una sustancia que responde como una gelatina elástica es deformable y puede volver a su estructura original pero necesita movimiento para esto, gracias al cual puede eliminar productos de deshecho celulares. [3][4]

Además cuanto más tiempo pasamos sin movernos más nos cuesta volver a la normalidad, de la misma forma que la actividad física continuada en el tiempo mejora el estado del tejido en el tiempo. [2][3][5]Esto ocurre porque la inmovilización conduce a que proliferen fibras de colágeno dispuestas irregularmente.[2]

Tanto la inmovilidad antes mencionada como la edad provocan en la fascia deshidratación y esto afecta a su composición y a su elasticidad, por lo que trabajarla es muy importante para rehidratarla, por eso incluir elementos que actúen a ese nivel como los rulos y pelotas son una buenas ideas para las clases. [1][2][5]

Al tratarse de trabajo sobre un tejido queriendo generar cambios estructurales en él, lo más importante es la perseverancia ya que son objetivos a largo plazo. Por eso debemos trabajar con un profesional que controle:[4][6][7]

-Los parámetros de carga.

-Descansos.

-Intensidad.

-Capacidades y limitaciones individuales de las personas.

-Adaptación de los ejercicios.

Empleamos distintos movimientos durante el trabajo como el estiramiento fascial para crear el mejor estiramiento específico tanto a nivel muscular como fascial, facilitando así el mantenimiento de todo el rango de movimiento en las articulaciones y evitando las limitaciones de movimiento.

La fascia es un órgano sensorial ya que la mayor concentración de receptores propioceptivos se encuentra en la zona de deslizamiento entre los músculos. Dado que es un tejido tan sensorial, si presentamos dolor en una región buscamos normalizar esa información trabajando a nivel fascial mejorando la interocepción corporal de la zona. [8]

Empleamos técnicas como: [4][5][7][9][10] [11][12]

- Refinamiento sensorial para recuperar la normalidad en la recepción de información obtenida en la zona, generando cambios en las estructuras dolorosas y trabajando en ellas

- Estiramientos fasciales específicos tanto a nivel muscular como fascial, facilitando así el mantenimiento de todo el rango de movimiento en las articulaciones y evitando las limitaciones de movimiento.

- Rebotes para su componente elástico conservando así sus propiedades estructurales previniendo que se fibrose el tejido generando limitaciones en el movimiento y/o dolor.

- Relajación del tejido.

Todo esto lo vamos a poner en práctica en una clase grupal de 1 hora en la que realizaremos ejercicios y nos moveremos de forma dinámica y divertida.

Os espero.

Pablo Hernández

Fisioterapeuta Col- 3252     Certificado en Fascial Fitness

 

Bibliografía:

1.Staubesand J, Baumbach KUK, Li Y (1997) La structure find de l‘aponévrose jambiére. Phlebol 50: 105-113.
2.Jarvinen TA, Jozsa L, Kannus P, Jarvinen TL, Jarvinen M (2002) Organization and distribution of intramuscular con-nective tissue in normal and immobilized skeletal muscles. An immunohistochemical, polarization and scanning electron microscopic study. J Muscle Res Cell Motil 23(3): 245-54.
3.Wood TO, Cooke PH, Goodship AE (1988) The effect of exer-cise and anabolic steroids on the mechanical properties and crimp morphology of the rat tendon. Am J Sports Med 16 (2) 153-158
4.Kawakami Y, Muraoka T, Ito S, Kanehisa H, Fukunaga T (2002) In vivo muscle fibre behaviour during countermove-ment exercise in humans reveals a significant role for tendon elasticity. J Physiol 540 (2): 635–646.
5.Schleip R, Klingler W (2007) Fascial strain hardening corre-lates with matrix hydration changes. In: Findley TW, Schleip R (eds.) Fascia Research – Basic science and implications to conventional and complementary health care. Elsevier GmbH, Munich, p.51.
6.Stecco C, Porzionato A, Lancerotto L, Stecco A, Macchi V, Day JA, De Caro R 2008. Histological study of the deep fasciae of the limbs. J Bodyw Mov Ther 12(3): 225-230.
7.Myers TW (1997) The ?anatomy trains‘. J Bodyw Mov Ther 1(2): 91-101.
8.Tesarz, J., Hoheisel, U., Wiedenhofer, B., Mense, S., 2011. Sensory innervation of the thoracolumbar fascia in rats and humans. Neuroscience 194, 302e308.
9.Shrier, I., 2004. Does stretching improve performance? A systematic and critical review of the literature. Clinical Journal of Sport Medicine 14, 267e273.
10.Schleip, R., Duerselen, L., Vleeming, A., Naylor, I.L., Lehmann- Horn, F., Zorn, A., Jaeger, H., Klingler, W., 2012b. Strain hardening of fascia: static stretching of dense fibrous connective tissues can induce a temporary stiffness increase accompanied by enhanced matrix hydration. Journal of Bodywork and Movement Therapies 16, 94e100.
11.Sawicki, G.S., Lewis, C.L., Ferris, D.P., 2009. It pays to have a spring in your step. Exercise and Sport Sciences Reviews 37, 130e138.
12.Schleip, R., 2003. Fascial plasticity- a new neurobiological explanation. Part 1. Journal of Bodywork and Movement Therapies 7, 11e19.
12 de noviembre de 2019
Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información